habitos emprendedores exitosos

Cómo ser un emprendedor digital exitoso desarrollando estos hábitos

Los hábitos te hacen ahorrar esfuerzo.

Los hábitos son el piloto automático de la vida. Y si logras programar a ese piloto automático para lo que quieres, habrás ganado demasiado. No se te olvidarán hacer esas cosas importantes, no podrás dejar de hacer ello que te hace acercarte más al objetivo e incluso, lo harás más rápido que los demás.

¿Ahora cuáles son esos hábitos clave?

Nosotros te vamos a dar 7.

Seguro se te ocurrirán más, incluso nos puedes compartir cuáles son los tuyos y los resultados que obtienes.

1. Los empresarios digitales tienen una mentalidad de flexibilidad

A medida que reinventamos los negocios y tratamos de cambiar, las debilidades del ser humano habitual se hacen evidentes.

Como dijo John Maynard Keynes. 

” La dificultad no radica tanto en desarrollar nuevas ideas como en escapar de las viejas “. 

Ahora ten en cuenta que esto fue escrito en la primera parte de 1900’s. El ritmo del cambio actual se ha acelerado desde la era de los automóviles hasta la generación de cohetes.

Estar atrapado en viejos hábitos que no funcionan bien ya no nos permite innovar en la era digital. Tienes que dejar ir el pasado.

Una mentalidad de flexibilidad es esencial.

2. No tener miedo al fracaso

La escuela nos enseñó a no levantar la mano en clase para responder una pregunta a menos que tuviéramos razón. El fracaso fue visto como negativo. Pero debe ser visto como una insignia de honor. Muchas start-ups exitosas han tenido que cambiar sus modelos de negocios varias veces.

Las diferentes culturas también tienen diferentes actitudes hacia esto. Pero estar preparado para equivocarse está en el ADN de empresarios y creativos exitosos.

“Cualquiera que nunca haya cometido un error nunca ha intentado algo nuevo”. Albert Einstein

3. Desarrollar la prisa digital

“Constrúyelo y ellos vendrán” no es una opción.

Llevar tu idea a un mundo ruidoso requiere prisa. El ajetreo de las ventas y el marketing son parte de la mezcla. Pero no se trata solo de prisas de llamadas frías o grandes presupuestos publicitarios. Son llamados a la acción en muchas redes y plataformas.

Es una habilidad que a veces se denomina hacking de crecimiento. Haz crecer tu negocio con pequeños presupuestos, se puede hacer un esfuerzo inteligente e innovador.

4. Desarrolla agilidad de negocios

Tener una mente abierta es una cosa, pero ser lo suficientemente ágil para pivotar es otra.

Las grandes organizaciones que han dominado las industrias durante un siglo tienen problemas para cambiar de rumbo. Las grandes naves tardan en girar. Kodak no era ágil.

El emprendedor digital exitoso puede cambiar esa página de inicio, la dirección del producto … sin esperar meses para la burocracia que estrangula a muchas corporaciones.

5. Comprender la importancia de los activos digitales

En la era industrial, se definió por la cantidad y el tamaño de sus activos físicos. Más edificios, más terrenos y más stock. En las economías del conocimiento eso se convierte en una carga. Todo esto ha cambiado.

Ahora unos buenos activos son los activos digitales que se están convirtiendo en el nuevo tesoro. El tráfico web, listas de correo electrónico y sus redes sociales son parte de esta combinación.

6. Piensa en perspectiva amplia y global

Los empresarios digitales tienen una mentalidad que no está restringida por las fronteras geopolíticas. Ellos entienden que el ruido es mayor pero los nichos son más grandes. Porque son globales.

¿Cuántos queseros viven en tu ciudad? No muchos me atrevería a adivinar. ¿Cuántos entre 8 billones de personas? Pensemos en 7 figuras.

Ayer, pequeños nichos que no podían mantener un negocio viable ahora son una oportunidad de negocios.

La pequeña idea de ayer es ahora el gran negocio de hoy.

7. Ofrecer tus ideas gratis

En el pasado, regalar cualquiera de tus ideas gratis era visto como tonto.

El riesgo se percibió como la donación de tu “propiedad intelectual” a tus competidores. Las empresas digitales como Hubspot han demostrado que este mito es falso.

Compartir tus ideas crea credibilidad y confianza.

Revelar la idea es una cosa, pero ejecutarla es otra. La grosera verdad es que tus ideas no son tan nuevas y tus competidores ya lo saben.

¿Qué hábitos añadirías a esta lista?

Compártelo en tus redes

Leave a Reply

Your email address will not be published.