Porqué no comprar dominios caros para una Startup

Existen empresas que son capaces de pagar una gran cantidad de dinero por un dominio. Se trata de un dominio que ya está tomado y se negocia la transferencia con el títular quien también puede que lo haya comprado sólo para venderlo.

Existen empresas que incluso pueden pagar algunos miles de dólares.

¿Pero es esto necesario?

En la superficie, hay una lógica empresarial razonable detrás de esta decisión. Se trata de un enfoque defectuoso.

Y fundamentalmente se da cuando se compra el dominio antes de que tener un producto en funcionamiento, cuando todo el negocio es poco más que un conjunto de planes y suposiciones.

Parte de la razón por la que se paga una gran cantidad de dinero por un dominio tomado, se debe a que es un «dominio de coincidencia exacta». Este es el lenguaje de optimización de motores de búsqueda para un dominio que coincide con las palabras clave exactas que los consumidores ingresan en Google en busca de un producto, servicio o información específicos.

Más significativamente, es un dominio de coincidencia exacta de gran volumen, lo que significa toneladas de búsquedas súper relevantes.

Esto puede ser aplicable cuando los algoritmos de Google asignaban una ponderación pronunciada a los sitios web con dominios de coincidencia exacta.

Debido a que eso puede traducirse en una gran cantidad de ventas si se puede aprovechar el potencial del dominio con fantásticas técnicas de optimización de motores de búsqueda y llegar a la cima de los resultados de búsqueda. Puede convertirse en una ventaja competitiva material única.

Además, la marca podría posicionarse como más especializada y autorizada dentro del nicho de comercio electrónico que se persigue y utilizar, entre otras iniciativas, para lograr una tasa de conversión más alta, en teoría .

Pero, en esa etapa inicial, eso es todo lo que realmente es, teoría.

Entonces, ¿qué suele salir mal?

Existe el caso de un dominio que le costó a una compañía más de 20 mil dólares en el que poco después del lanzamiento, Google lo prohibió debido a malas prácticas de optimización de motores de búsqueda realizadas por una empresa de marketing que contrataron.

Es seguro que es más conveniente haber aprendido esta lección en un dominio de $ 35.

Este escenario específico es único, pero la moraleja con la que se quedó esta compañia es que muchas cosas pueden salir mal una vez que inicias. Se cometen errores, los mercados cambian, las suposiciones comerciales resultan incorrectas.

pagando mucho dinero

Esto es particularmente relevante si eres una startup que se adapta al mercado previo al producto. Hay demasiadas incógnitas para sustentar lógicamente la compra de un activo de alto precio que es poco más que un ejercicio de marca y marketing y no proporciona un valor intrínseco a los clientes en sí mismo.

El problema de ir con todo incluido

A veces circula un argumento defectuoso de que «nadie se propone fallar», por lo que se debe ir con todo y comprar un dominio premium desde el principio.

Esto ignora el hecho de que el capital de una startup al principio es extremadamente limitado, en particular si es impulsado o financiado por ángeles inversores, amigos y familiares.

Si gastas una tonelada de dinero adquiriendo un dominio, estás absorbiendo capital de otras iniciativas más importantes.

Adquirir un dominio lleva tiempo. Hay un proceso de negociación y ventas que debe llevarse a cabo con el propietario del dominio. Pueden pasar años.

Los recursos limitados se utilizan mejor desarrollando un producto y encontrando una base de clientes sostenible que quiera usarlo, aplicando recursos que de otro modo habría gastado adquiriendo un dominio costoso.

A partir de esto, debes crear un negocio valioso a partir de una base de primeros usuarios que aman su producto.

Esta cohorte de clientes es la más entusiasta con tu servicio y será la que más perdone los errores o imperfecciones.

Tener un dominio premium es una ganancia de optimización incremental

Los atributos relacionados con tu marca, como la autoridad, la memorabilidad, la accesibilidad y el espíritu, afectan la virilidad y la tasa de conversión de las personas que visitan tu sitio web y se convierten en clientes que generan valor.

Tener un dominio premium puede mejorar esto, pero si elige construir tu marca alrededor de una palabra inventada, es posible que no necesites actualizar después de todo.

La buena noticia es que una vez que tenga tracción, estará en mejor forma para adquirir un dominio mejor si lo necesitas. Tu impulso se traducirá en capital invertible a través de ingresos o un evento de recaudación de fondos.

Es posible que termines pagando más por un dominio, ya que el propietario al que le estás comprando puede ser consciente de su éxito y exigir una prima, pero es el precio del éxito y un buen problema.

En Perú mejor decantate por un dominio .PE

Deja un comentario

Abrir chat
Buscas dominio .PE